Presentación

En el marco dela Leyde Educación Nacional (2006) y la definición de la política educativa acordada en todo el país de promover la  obligatoriedad de la educación secundaria,  desde los Ministerios de Educación dela Nacióny de las jurisdicciones se están llevando adelante diferentes programas y proyectos, destinados a colaborar en la resolución de las desigualdades educativas, sociales y económicas y a coordinar  diversas estrategias que garantizan el ingreso, la permanencia y la promoción de los alumnos en situación de vulnerabilidad socioeducativa.

Una nueva visión sobre la inclusión impera en estas  políticas: considera al niño, joven y adulto como sujeto de derecho y por lo tanto aborda una dimensión política en tanto coloca al estudiante en el centro del proceso educativo, no sólo como mero receptor de un servicio de transmisión de destrezas y conocimientos, sino como un sujeto pleno, con voz para opinar y deliberar. También implica mayor autonomía y respeto a su identidad personal en el proceso educativo, sin discriminación por género, raza, etnia, condición social u otro rasgo distintivo. Desde esta visión el derecho a la educación no se restringe a la escolarización sino que se abre a la perspectiva de comunidades de aprendizaje[1]; o desde la perspectiva de la educación popular, a Ciudades Educativas[2], lo cual implica la presencia en el acto educativo de otras esferas sociales y culturales (Organizaciones Sociales, Centros comunitarios, Asociaciones Vecinales, bibliotecas; gremios, clubes, etc.) que exceden la frontera de las escuelas. Esta visión sobre el sujeto de derecho suma a la perspectiva política una dimensión ética[3]. Ética en tanto incluir significa cierta disponibilidad para trabajar con el “otro”. La idea de disponibilidad y responsabilidad es una idea claramente ética, que implica que estoy disponible para recibir a quien sea, a cualquiera, a todos, a cada uno.

La “Red Interuniversitaria por la Inclusión Educativade Adolescentes y Jóvenes” tiene la intención de generar un espacio académico de intercambio configurado por una serie de Universidades de la provincia de Buenos Aires preocupadas (a través de sus ofertas académicas, acciones de extensión y/o planes de investigación)  por la problemática del derecho a la educación de la niñez y adolescencia, en conjunto con el Observatorio Social Legislativo, orientado a  producir de manera articulada información cuantitativa y cualitativa sobre la problemática de la inclusión y la incidencia de las políticas socio educativas en diferentes partidos de la provincia de Buenos Aires; favorecer investigaciones,  jornadas y/o seminarios  de trabajo con alcance provincial y nacional, que permitan articular el desarrollo teórico con las prácticas que se desarrollan en el sistema educativo y en organizaciones de la sociedad civil tendientes a favorecer una mayor igualdad educativa; e incorporar estos conocimientos y experiencias en la formación docente que desarrolla cada universidad.

Fundamentación

A partir de las leyes nacionales y provinciales de educación, la secundaria resulta obligatoria para todos los argentinos. Junto con las nuevas leyes una serie de políticas nacionales y provinciales, traducidas en muchos casos en programas, innovaciones y propuestas de nuevos formatos (ej.: CESAJ),  o políticas universales intensivas como lo esla Asignación Universalpor hijo, constituyen dispositivos orientados a favorecer mayores niveles de acceso a la escuela secundaria. Los datos de la estadística oficial nos señalan que hay más adolescentes y jóvenes en el Sistema Educativo y en el Nivel Medio, y que los indicadores de abandono han disminuido, especialmente en el período 2006- 2009, pasando del 11.3% (2005) al 6.13% (2009).

No obstante, hay escaso conocimiento de la micro política “de la inclusión” a nivel local y comunitario, las nuevas formas escolares que se producen desde las instituciones y las organizaciones de la sociedad civil que generan ofertas educativas (ej.: Bachilleratos populares),  y por otra parte, del tipo de brechas, ajustes, desplazamientos, que se producen entre las propuestas políticas y programáticas de inclusión y la efectivizacion de las mismas a nivel territorial en escuelas u organizaciones sociales.

Durante la década pasada se comenzaron a hacer una serie de  estudios e investigaciones en América Latina y Argentina, que permiten empezar a evaluar algunos niveles de impacto y/o incidencia de estas iniciativas en las trayectorias escolares y en la gestión educativa. Por una parte, se realizaron estudios sobre  becas y programas con intervención en las escuelas[4].  También recientemente se realizaron estudios sobre programas de inclusión educativa en diferentes ciudades de América Latina en contextos de segregación social[5].

En síntesis, los procesos de inclusión educativa son interpelados por nuevas políticas socio educativas orientadas a promover la concepción de sujeto de derecho y de universalidad; como así también por nuevas  identidades y formatos institucionales. Esta inclusión que podríamos llamar “estatal” (por el fuerte papel del Estado Nacional y del estado provincial), en muchos casos implica cambios en los formatos: incorporación de apoyos escolares y tutorías, proyectos específicos con la comunidad, flexibilidad en los regímenes de promoción y evaluación. Dichos cambios de formato – en ruptura con el dispositivo escolar único propio de la modernidad-  se expresan en modificaciones de la gramática escolar la cual es entendida como un conjunto de principios y reglas que rigen a las instituciones como ser: la organización graduada de los alumnos en las aulas por edades, las formas de dividir el tiempo y el espacio, la clasificación de los saberes en materias por disciplinas y el otorgamiento de certificaciones para validar lo que se aprende (Viñao Frago, 2002)[6] .

La propuesta de la conformación de la “Red interuniversitaria por la inclusión educativa de adolescentes y jóvenes” tiene como punto de partida el reconocimiento de escasos espacios interuniversitarios que promuevan el debate y el ejercicio de trabajos de investigación articulados sobre la problemática de la inclusión de adolescentes y jóvenes en el sistema educativo, que articulen teoría-práctica y que permitan visualizar esta problemática considerando el plano del estado y de la sociedad civil, es decir, el campo del sistema educativo y las organizaciones de la sociedad civil.


[1] TORRES, R. M. (2001). “Participación ciudadana y educación. Una mirada amplia y 20 experiencias en América Latina”, documento encargado porla Unidad de Desarrollo Social y Educación (UDSE) dela OEA, Uruguay.

[2] GADOTTI, M, (2002)  Comunicación presentada en la 1ª Conferencia Internacional de Educación, que tuvo lugar en Ribeirâo Preto /SP  (Brasil), del 10 al 12 de julio de 2002. La traducción del portugués al castellano fue realizada por Jorge R. Seibold, S.J.

[3] SKLIAR, C (2006) De la razón jurídica a la pasión ética. Ver  Documento: APLICACIÓN DELA RESOLUCIÓN 60/251 DELA ASAMBLEA GENERAL, DEL 15 DE MARZO DE 2006, TITULADA “CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS”: El derecho a la educación de las personas con discapacidades. Informe del Relator Especial sobre el derecho a la educación Vernor Muñoz.

[4] Gluz, N. (2006): La construcción socioeducativa del becario: la productividad simbólica de las políticas sociales en la educación media. Instituto Internacional de Planeamiento dela Educación (IIPE)-UNESCO: Buenos Aires; Jacinto, C. y Freytes Frey, A. (2004): Políticas y estrategias para el mejoramiento de las oportunidades de los jóvenes. Estudio enla Ciudad de Buenos Aires. Buenos Aires: IIPE-UNESCO;  Jacinto, C. y Terigi, F. (2007): ¿Qué hacer ante las desigualdades en la educación secundaria? Aportes de la experiencia latinoamericana. Buenos Aires: IIPE-UNESCO; Krichesky, M. (Coord) (2008)  Escuelas medias en contextos con vulnerabilidad social. Perspectivas sobre gestión institucional y políticas de inclusión educativa enla Ciudad de Buenos Aires. Dirección de Investigación. Gobierno dela Ciudad de Bs. As.; Krichesky, M. (Coord) (2010). Formatos institucionales e inclusión educativa enla Zona Sur dela Ciudad de Buenos Aires. Dirección de Investigación. Gobierno dela Ciudad de Bs. As..

[5] Teriggi, F., Perazza, R., Vaillant, D. (Coord.) (2010) Estudios de Políticas Inclusivas, Segmentación urbana y educación en América Latina. El reto dela Inclusión Escolar. Fundación Iberoamericana parala Educación,la Ciencia yla Cultura (FIECC). España. Programa EUROSOCIAL Educación.

[6] Viñao Frago, A. (2002) Sistemas Educativos, culturas escolares y reformas. Continuidades y cambios. Ediciones Morata. Madrid.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: